Fragmentos de”El éxodo de los Gnomos I: Camioneros” de Terry Pratchett

Acerca de los gnomos y del tiempo

“Los gnomos son diminutos. Por norma general, las criaturas pequeñas no viven mucho tiempo. Pero a cambio, tal vez, viven más deprisa.

Permitid que os lo explique.


Una de las criaturas de vida más efímera en nuestro planeta es la cachipolla adulta, una mosca que sólo dura un día. Los seres de existencia más larga son las secoyas, unos árboles emparentados con los pinos que tienen 4700 años y aún siguen creciendo.

Esto puede parecer una considerable desventaja para la cachipolla, pero lo importante no es cuánto dura una vida, sino cómo percibe uno el paso del tiempo. Puede que una cachipolla anciana se siente a lamentarse de que la vida en ese minuto ya no sea tan maravillosa como en los viejos tiempos de minutos atrás, cuando el mundo era joven y el sol parecía mucho más luminoso y las larvas le tenían a una un poco de respeto. Los árboles, en cambio, que no son famosos por la rapidez de sus reacciones, tal vez apenas lleguen a percibir cómo parpadean los cielos antes de que la podredumbre seca alcance su madera y las carcomas se instalen en ella. 


Todo se rige por una especie de relatividad. Cuanto más deprisa vive uno, más se prolonga el tiempo. Para un gnomo, un año dura lo que una década para un humano. Recordadlo. Y no dejéis que ello os inquiete. A ellos no les importa. Ni siquiera se dan cuenta.”

Mis amigas, mis hermanas

Estoy participando en un taller online de “cuentacuentos” precioso
Nos han pedido en este que escribamos un minicuento con estas palabras: morado, camiseta y pelota.
 
A mí me ha salido esto:
 
“…y si la camiseta hubiera sido más pequeña, no habría habido ningun problema. Pero no, era enorme, y yo me sentía diminuta dentro de ella. ¿como podía ser que me la hubieran regalado para mi cumpleaños? Sí, era morada. Al menos era morada. Si bien combinaba que daba gusto con mis gafas moradas que tanto me había costado graduar, ésta seguía siendo enorme para mí. ¿qué querían que metiera dentro? Se les había ido claramente la pelota, y ni siquiera guardaron el ticket, pero, yo las quería igual, ellas eran más que mis amigas, ellas eran mis hermanas.”
 
Esto es más que una forma de vida, es mi forma de vida.

Te ví

cape

Imagen

La teta que os falta

El corto dirigido por César Ríos Aguilar, “La teta que os falta”, se ha convertido en el más visto en la historia de FIBABC. En este trabajo, que fue producido gracias a FECMA (Federación Española de Cáncer de Mama) intervienen Beatriz Rico, Elena Martín, Mónica Aragón, Rocío Muñoz, Myr Garrido, Albert Coma, David V. Muro, Ismael Martínez y Patxi Freytez.

Compañeras siempre

¿O acaso tú no lo ves?

La difícil relación entre la historia y la memoria

Fragmento extraído de “Enseñar a pensar históricamente; Los archivos y las fuentes documentales en la enseñanza de la historia” de Gemma Tribó Traveria.

Cuadernos para la formación del profesorado – Educación Secundaria.

1.4 LA DIFÍCIL RELACIÓN ENTRE LA HISTORIA Y LA MEMORIA

[…] A pesar que las relaciones entre memoria e historia son difíciles y complejas, parece que actualmente nuestras sociedades aceptan, no sin contradicciones, esta necesaria articulación. El hecho de que la historia haya recuperado estos últimos años prestigio social y académico ayuda a reflexionar sobre la relación entre la memoria del tiempo presente y la reconstrucción del pasado histórico. La interacción entre historia y memoria la podemos tipificar en cuatro situaciones:

  1. Cuando se observa una confusión entre la historia oficial y memoria acostumbramos a encontrarnos ante ideologías nacionalistas fuertes que tiendes a ignorar y a excluir a las otras “memorias”. El citado informe de la Real Academia de la Historia, de junio de 2000, es un ejemplo de ello: tiende a confundir su visión de la historia con la única memoria legítima de la historia de España. En opciones de este tipo, las otras memorias son ridiculizadas y marginadas, cuando no vistas como un peligro o falsificadas. La obsesión del informe de la Real Academia por atribuir a los docentes algunas comunidades autónomas el olvido de la historia de España y su sustitución por una historia “regional” es grotesca, y más cuando hay datos empíricos suficientes que demuestran los contrario (Informe de la Fundació Jaume Bofill, 2001). Otro ejemplo lo constituye la declaración que, con absoluta contundencia, realizó la ministra Pilar del Castillo que afirmó que “nunca se había prohibido hablar catalán”, caso burdo de falsificación de la memoria conociendo como conocemos la persecución y prohibición oficial del uso público de la lengua catalana a partir del siglo XVIII y, de manera especialmente encarnizada, durante el franquismo. De este modo, la visión centralista del estado conduce a las memorias que nacen de discursos que no son de la nación dominante hacia una situación marginal y hacia la inexistencia, o bien las reinventa al margen de la realidad frivolizándolas. Desde una posición periférica o desde una memoria de grupo no-dominante también se pueden producir manipulaciones y, obviamente, el resultado es igualmente sectario y peligroso para la convivencia.
    Algunos libros de texto franceses y alemanes de antes de la Segunda Guerra Mundial ofrecían también una notable confusión entre historia oficial y memoria, y, sin ser abiertamente belicistas, inducían indirectamente a la justificación de la guerra. Se fundaban en la aceptación de la propia historia oficial como la única legítima, negando de manera indirecta la memoria de los otros pueblos o naciones.
  2. Actualmente, se constata una falta de armonía entre memoria e historia provocada, indirectamente y en parte, por la ruptura epistemológica producida por las transformación en saber escolar del paradigma de la Escuela de los Annales. A partir de los años setenta del siglo pasado, al cuestionar la historia política dominante e introducir en los libros de texto historia económica y social se pierde el relato de los hechos políticos relevantes, vinculados a la memoria colectiva. En realidad, se produce una discontinuidad entre la historia política, de reyes, fechas y batallas, estudiada por la generación anterior y la historia social y económica aprendida por sus hijos. El cambio de paradigma de la historia enseñada en las aulas provoca que los padres de hoy argumenten que sus hijos no saben historia y que en los institutos no se enseña historia. Lo que sucede es que los alumnos actuales tienen pocos elementos evocadores de la historia política diacrónica que estudiaron sus padres, en cambio han adquirido conocimientos de historia económica y social que sus progenitores no valoran o no perciben como como conocimiento histórico. Los niños españoles no recuerdan el Dos de mayo o no saben quién era Agustina de Aragón y los niños franceses quizás desconocen a Juana de Arco, pero saben quiénes eran los siervos de la gleba o han estudiado el proceso histórico de la Revolución Industrial. Este cambio de paradigma de la historia enseñada -que no es general porque algunos profesores han continuado explicando historia política y, además, la nueva revitalización de la historia escolar está relacionada con la historia narrativa propia del positivismo y de la recuperación del acontecimiento- ha provocado en algunos docentes que lo que enseñan no es historia, cuando en realidad están enseñando historia de la vida cotidiana o historia económica y social.
  3. Cuando una sociedad ha vivido momentos de mucha crueldad y violencia se da a menudo un secuestro de la memoria por parte de los poderes políticos: la historia oficial -investigada y enseñada- niega la memoria. En nuestro país ha pasado con la violencia masiva ejercida por el ejército franquista o con la crueldad de la posguerra. Hace poco se pasó por TV3 un reportaje muy bien documentado sobre los niños perdidos de la guerra civil (R. Vinyes, 2000), es decir niños robados a las presas políticas en las cárceles franquistas durante la posguerra, que es una muestra más de secuestro de la memoria del tiempo presente y particularmente grave si se tiene en cuenta que a las otras televisiones españolas se les vetó pasar el reportaje. Se trata de un grave pecado de omisión de nuestras frívolas sociedades postmodernas, pecado que se ha dado el dominio de diversos regímenes o de los agredidos son muy claras en dictaduras y regímenes autoritarios, pero los procesos de recuperación de la memoria del tiempo presente en las sociedades democráticas son complejos, tal como muestran los casos de los desaparecidos argentinos y chilenos.
    Las democracias europeas también han “olvidado” momentos denigrantes de su historia, cuando la imagen de la nación podía ser negativa o la autoestima de algunos ciudadanos notables herirse. En la vecina Francia, se han ocultado aspectos sustanciales de la ocupación alemana o de la guerra de Argelia (1954-1962). En la posguerra mundial, la mirada a la propia historia era indecisa y poco valiente, han pasado muchos años para poder mirar hacia atrás serenamente y recuperar la memoria del holocausto nazi -judío, gitano, de comunistas,…- o de la traición de Vichy. Parece que ahora, muy tímidamente, también la democracia española se atreve a mirar hacia atrás sin ira.
  4. A veces, simplemente, la memoria niega la historia, por miedo, porque no interesa, para maquillar la propia imagen colectiva. La necesidad de supervivencia de los que han vivido directamente la violencia les hace “olvidar”, les hace actuar de manera irracional con el recuerdo: actuar como si aquello nunca se hubiera vivido, negarlo ya que es demasiado doloroso (A. Bastida, 1994). En situaciones bélicas de extrema crueldad, como por ejemplo los supervivientes de los campos de concentración nazis, el peso de la memoria es tan embrutecedor y tan pesado que se intenta olvidar para poder sobrevivir. Sólo después  de muchos años han salido a la luz relatos que recuperan estas vivencias extremas. La historia de la Alemania contemporánea está llena de estos ejemplos, pero situaciones análogas se han dado en la recuperación de la memoria de la guerra civil española y de la inmediata posguerra y en situaciones de violencia de dictaduras latinoamericanas.

 

An epidemic of beauty sickness

Renee Engeln | TEDxUConn 2013

Fragmentos de “El cazador de estrellas” de Ricardo Gómez

“Al tío tampoco le gustaban esas bromas, y se enfadaba con ese doble lenguaje. <<Un saharaui nunca miente>>, decía Abd’salam muy serio cuando regañaba a su sobrina. Y lo explicaba:<<La gente del desierto no puede mentir. Si a alguien se le dice que a dos días de camino hacia el oeste hay un oasis o una jaima, no se le puede engañar. De ello depende su vida.”

“Bachir, que era experto en conocer el mundo a través de los sonidos, también sabía que el silencio era una forma de comunicación.”

“Cerró el libro pensando que había una distancia enorme entre la libertad y la esclavitud.”

“-¿Y nunca ha sentido miedo?

-¡Muchas! Pero siempre antes de tomar decisiones. Cuando se toma la decisión, ya no hay que temer. Hay que seguir adelante, pase lo que pase. El miedo sirve para decidir; es un arma de los prudentes. Pero en la acción es un obstáculo para sobrevivir. ¿Entiendes?”

“-¡Yo de mayor también seré soldado para defender a nuestro país!

-Pero en nuestro pueblo no hay soldados. Nunca los ha habido. Un soldado es un hombre inútil; no crea nada, no produce nada, no transforma nada. Solo destruye.”

“-¿Qué son las estrellas?

-¿Quieres la leyenda o la verdad?

Bachir dudó ante esa oferta sorprendente y eligió la primera.

-Hace mucho tiempo, en nuestra tierra había unos gigantes, los Hylali Yin. Eran hombres sabios y valientes. En aquella época, la noche era oscura y no había luces que señalaran el camino. Entre todos, tomaron en sus manos las piedras de una montaña e hicieron una gran bola que lanzaron al cielo. Esa bola es la luna. Pero no contentos con sus movimientos caprichosos, subieron a la montaña más alta y con las puntas de sus lanzas hicieron agujeros en el cielo para guiar a los caminantes. Estos agujeros son las estrellas.”

“Sheliak y Sulafat”

“Muchas personas en el mundo están enfermas. Es el designio de Alá, cuya razón nunca podremos conocer. Las dolencias del cuerpo no son las peores. Hay que protegerse más de las enfermedades del alma, porque hacen sufrir a los demás. La envidia, el odio, la pereza o la codicia causan en el mundo más daño que la peor de las pestes. Puede que algún día te cures de todo. Pero también puede que no. Muchas personas aprenden a convivir con su enfermedad y son mejores y más sabias que otras con el cuerpo sano. Tú no puedes conocer tu destino, pero si puedes elegir cómo quieres ser.”

“Recordó las palabras de Jamida y consideró que quizá también los pueblos podrían sobrevivir con dignidad, a pesar de las guerras, la falta de lluvia o las privaciones. Las enfermedades de los pueblos eran como las enfermedades de los hombres”

“Ya luchamos, cada día que pasa. Sobrevivir es nuestra forma de lucha. Solo con eso le decimos al mundo que seguimos aquí. Que se está cometiendo una gran injusticia con el pueblo saharaui”

“Fuego mudo” de Mario Benedetti

(Aunque a mí me evoca Soledad)

A veces el silencio
convoca algarabías
parodias de coraje
espejismos de duende
tangos a contrapelo
desconsoladas rabias
pregones de la muerte
sed y hambre de vos.

Pero otras veces es
solamente silencio
soledad como un roble
desierto sin oasis
nave desarbolada
tristeza que gotea
alrededor de escombros
fuego mudo.

En “Espantapájaros (al alcance de todos)” de Oliverio Girondo

18

Llorar a lágrima viva.
Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.

Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma,
la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.

Asistir a los cursos de antropología,
llorando.
Festejar los cumpleaños familiares,
llorando.
Atravesar el África,
llorando.

Llorar como un cacuy,
como un cocodrilo…
si es verdad
que los cacuyes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.

Llorarlo todo,
pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz,
con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo,
por la boca.

Llorar de amor,
de hastío,
de alegría.
Llorar de frac,
de flato, de flacura.
Llorar improvisando,
de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

En “Espantapajaros (al alcance de todos)” de Oliverio Girondo

12

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehúyen, se evaden y se entregan.

Fragmentos de “Una habitación con vistas”, Edward Morgan Forster

“George y yo lo sabemos, pero ¿por qué esto le perturba? Sabemos que procedemos del viento y que a él volveremos, que la vida es un problema, una confusión, una imperfección de la eterna placidez. Pero ¿por qué esto debe hacernos desgraciados? Amémonos los unos a los otros, trabajemos y disfrutemos. No creo en este valle de lágrimas”

“Esto es lo que le interesa al hombre: jugar pasadas a la gente, como la forma más sublime de la vida que puede conseguir. Más tarde, los encuentro a los dos juntos y veo que la está protegiendo y adoctrinando y que su madre se molesta por ello, cuando era a usted a quien le tocaba demostrar si se sentía molesta o no. De nuevo esto es lo que interesa a Cecil, porque nunca permite que una mujer decida. Él es el tipo que retrasa Europa en cien años. A cada minuto de su vida la está formando a usted diciéndole lo que es encantador o divertido o propio de una dama; diciéndole lo que un hombre cree que es propio de una mujer, y usted escucha su voz, como hacen todas las mujeres, en vez de escuchar la suya propia.”

“En el fondo soy el mismo tipo de bestia. El deseo de gobernar a una mujer existe muy profundamente, y hombres y mujeres deben luchar juntos contra él antes de entrar en el paraíso. Pero de verdad te amo, seguramente de una manera mejor que la suya-y se quedó pensativo-. Sí, realmente de una manera mejor. Quiero que tengas tus propios pensamientos incluso cuando te estreche en mis brazos -y alargó sus brazos en su dirección-.”

“Le enseñé -gorjeó el anciano- a creer en el amor. Le dije: <<Cuando el amor llega, ésta es la realidad>> Le dije: <<La pasión no ciega, no. La pasión es cordura y la mujer que amas es la única persona que siempre comprenderás realmente.>>”

“Usted está sorprendida, pero lo que quiero es sorprenderla. A veces es la única esperanza y no puedo llegar hasta usted por otro camino. Debe casarse con él, o toda su vida será un desastre. Ha ido demasiado lejos para batirse ahora en retirada. No tengo tiempo para pararme en ser tierno y referirme a la camarería, a la poesía, a todas las cosas por las cuales usted debe casarse con él. Sé que las hallará en George y que usted le ama. Entonces, sea su esposa cuando ya es en realidad parte de usted. Aunque se escape a Grecia y nunca más vuelva a verlo, o se olvide incluso su nombre, George seguirá en su pensamiento hasta la muerte. No es posible amar e irte. Deseará que así sea. Puede transmutar el amor, ignorarlo, confundirlo, pero nunca podrá apartarlo completamente de sí misma. Sé por experiencia que los poetas tienen razón: el amor es eterno”

Pensamiento Divergente

Vídeo absolutamente recomendable de principio a fin y para mí especialmente revelador en cuanto al Pensamiento Divergente, el Pensamiento Lateral, hacia el minuto 8.

El  Pensamiento lateral (del inglés lateral thinking) es un método de pensamiento que puede ser empleado como una técnica para la resolución de problemas de manera imaginativa. El término fue acuñado por Edward de Bono en su libro New Think: The Use of Lateral Thinking.

El Pensamiento divergente o pensamiento lateral, por lo tanto, consiste en la búsqueda de alternativas o posibilidades creativas y diferentes para la resolución de un problema.

Dave Hänggi

ILUSTRADOR

http://davehaenggi.com/

dave

Independence

mrthead2

Terminar algo.

Cuando terminas un proyecto que llevabas tiempo realizando sientes una paz interior inexplicable. Y el proyecto nunca muere, se mantiene vivo; lo observas, le das difusión o lo colocas en tu pared.

Entonces, ¿por qué cuando terminas de ver una serie apasionante o finalizas un libro al que has estado enganchada durante semanas sientes un vacío tan aterrador e inexplicable?

Tanto si el final es feliz como triste, es una sensación similar, un nudo en el estómago. Un negro inundándolo todo, una pequeña depresión que puede durar días, una muerte invisible.

Me empiezo a replantear seriamente no volver a ver series, no volver a leer novelas.

Estas últimas semanas recuperé del olvido a Buffy Cazavampiros, una serie que vi entera hace unos 12 años y de la cual aún recordaba el olor. Cuando en su día acabó me sentí tremendamente triste, no solo por el final que para mí fue terrible sino porque ¡se había acabado! Las cosas se acaban… Hoy he terminado el último capítulo, y pocos antes ya sabía que la sensación volvería a inundarme ¿Será un recuerdo de entonces o será que a mi mente le importa una patata que ya la  haya visto? Para ella es un final, y reacciona.

Es extraño, porque pocas cosas me causan dolor. Tal vez sea mi talón de Aquiles.

Con los libros es casi más duro. La imaginación es tremendamente poderosa, las imágenes que crea tu mente, las sensaciones, son más vivas entre sus hojas que dentro de cualquier pantalla. Tanto si es una novela de amor a lo Jane Austen como misterio con mi querido Serlock Holmes, la muerte es inminente. Es peor que una canción triste sonando una y otra  y otra vez, peor que perder amigos en vida y casi tan horrible como perderlos a manos de la muerte.

Soy poderosa, soy fuerte, y aún así no puedo luchar contra esto.

Y aún sigo mirando, y aún así sigo leyendo. Y me siento inmensamente culpable cuando al terminar paso dos días deprimida porque se ha acabado. Porque yo soy fuerte, pero sinceramente, a veces no lo parezco.

De algo tenemos que sufrir.

<<Sally Pan>>

Anteriores Entradas antiguas

Mafalda:

"¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?

John Lenon:

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes"

Blog Stats

  • 133,386 hits
A %d blogueros les gusta esto: