Científicamente, por qué no existe Dios

Jamás se ha demostrado, ni se ha observado, ni se ha contrastado, ni se ha reducido a las Matemáticas la existencia de Dios.

El método científico, el más válido para nuestro conocimiento, se basa en el razonamiento para sacar hipótesis, y en la observación y la medición para comprobarlas. Un experimento científico debe de poderse repetirse en cualquier lugar y con cualquier persona.

Primeramente, jamás se ha observado a Dios. No se puede hacer ciencia de algo que jamás se ha observado… totalmente absurdo. Como el primer paso del método científico es la observación, y éste falla, no podemos seguir ni con mediciones (¡absurdo intentar medir a Dios si ni siquiera le hemos observado ni sabemos qué es realmente!), ni con hipótesis, ni con comprobaciones o reducción a leyes matemáticas.

Algo que no se ha observado jamás, por principio no existe. Si, pongamos un ejemplo, estoy solo en una habitación vacía y me dicen que hay otra persona junto a mí, por principio esa persona no existe hasta que no demuestre lo contrario. Es igual que en un estado Democrático: alguien es inocente hasta que no se demuestre lo contrario.

Es más, ni siquiera la Ciencia nos aporta una mínima pista que nos permita sospechar que Dios sí existe. ¿De qué está hecho Dios? ¿Dónde se encuentra? Las respuestas religiosas comunes a estas preguntas son totalmente absurdas desde un punto de vista puramente científico. ¿Qué es eso de “espíritu”? El Universo sólo está hecho de materia y energía. Si Dios no es materia ni energía, ¿qué coño es? “Dios se encuentra en todas partes” científicamente es absurdo, ya que sabemos que la materia es espacio casi totalmente vacío.

Varios han sido los intentos de encontrar científicamente a Dios o a algo relacionado con él, y todos han fracasado. Una vez se pesó un cuerpo recién muerto, y otro vivo, para determinar la masa del espíritu o alma. Las diferencias no fueron apreciables.

Las preguntas que antes se contestaban religiosamente (quién ha creado el Mundo, por qué vivimos, qué son los astros, etc.) ahora tienen respuesta puramente científica que por supuesto ha anulado a la mística (o supersticiosa, o religiosa… como la queramos llamar). Sabemos incluso el origen del Universo y su fin (la teoría del Big-Bang, demostrada ya recientemente). Las únicas gran incógnitas en las cuales la religión aún se refugia son:

Qué había antes del Big-Bang y qué lo provocó.
Qué hay fuera de nuestro universo.
En ambos casos, la respuesta religiosa es, obviamente, Dios.

Pero nos damos cuenta, únicamente con conocer un poco de Física, que ambas preguntas (y por lo tanto sus respuestas) no son válidas ni caben hacérselas bajo ningún concepto. La primera implica un concepto temporal (qué había antes del origen), y la segunda uno espacial (qué hay fuera del Universo). Nuestro universo tiene tres dimensiones espaciales y al menos una temporal, por ello los conceptos relacionados con el espacio y con el tiempo sólo tienen cabida en nuestro propio Universo. Si existen otros, sus dimensiones son totalmente inimaginables. Así pues, el tiempo y el espacio nacieron junto con el Universo, por eso no cabe preguntarse que había antes del origen (porque el tiempo no existía) o qué hay fuera del Universo (porque el espacio sólo existe aquí dentro).

Así pues, vemos que efectivamente la Ciencia por fin, después de tantos milenios de existencia humana, ha anulado completamente a la Religión. Las personas que creen aún en Dios son aquellas que necesitan la seguridad moral que un ser superior proporciona, o aquellas que no poseen los suficientes conocimientos científicos (que no por ello dejan de ser básicos y al alcance de todos).

Además, la ciencia no nos deja ni siquiera un ápice de incertidumbre en el que refugiarnos. Todo se puede reducir a leyes matemáticas, todo se puede controlar. No hay nada extraño. Incluso detrás de fenómenos aparentemente caóticos se esconde siempre el orden. Sabemos que el Universo es finito en espacio y en tiempo. Conocemos todos los misterios de la vida, y no encontramos nada “raro” en nuestro interior… todo es química: el amor, los sentimientos, la razón, el movimiento, los pensamientos… todo se puede reducir a combinaciones y reacciones entre átomos. ¿Dónde está lo extraño? Sabemos de dónde venimos, y a dónde vamos. Conocemos la historia natural de nuestro planeta, y de sus especies (incluida la nuestra). Cada vez nos adentramos más en la física de lo muy pequeño (física cuántica) y seguimos sin encontrar nada que la ciencia no pueda analizar. ¿Dónde se encuentra, pues, nuestro Dios? Ha muerto bajo el puñal de la Ciencia.

 

http://perso.wanadoo.es/estudioateo/etica/cientificamente.htm

Anuncios

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. alejandro
    Nov 16, 2010 @ 16:10:48

    La verdad es que no sabría ni por dónde empezar con este blogger…
    1. El hecho de que mientras escribiste ésto en tu habitación no fueses capaz de percibir las moléculas de O2 y CO2 interactuando entre sí con poderosos enlaces de valencia, o que tus sentidos (me refiero obviamente a los sentidos físicos) no sean capaces de percibir los enlaces nucleares (sí, nucleares) que se dan entre las moléculas de agua en el interior de tu estómago… nunca serán una razón científica para negar su existencia. Eso me lleva a la deducción de que si los sentidos físicos tienen tal nivel de imperfección, sería un suicidio pensar que los actuales instrumentos de los que la ciencia se vale son capaces de “ver todo lo que hay en tu habitación”.
    2. “El Universo está hecho de materia y energía”. Bien, puede que cualquiera con unos mínimos conocimientos de física y química mecanicista se plantee algunas dudas, pero queda claro que tu no tienes esos mínimos conocimientos al hacer esa afirmación. A día de hoy la ciencia ha demostrado la existencia de la materia y la energía oscuras (ojo, esos nombres son solo términos, no definiciones) de las que se desconoce ampliamente su composición. Sólo hay una cosa que se sabe a ciencia cierta: más del 90% del Universo que dices tan bien conocer está compuesto de ellas, o lo que es lo mismo, se desconoce practicamente la totalidad de Él.
    3. “Sabemos incluso el origen del Universo y su fin (la teoría del Big-Bang, demostrada ya recientemente)”. Bueno, parece ser que éste blogger no está al corriente de las investigaciones que se están desarrollando en el LHC (Gran colisionador de hadrones), que se encuentra en la UE, y que parece ser que durante este año 2010 esperan aproximarse a unos milisegundos antes del ese suceso denominado “Big Bang” del que hablas. Es decir, no sabemos el origen del Universo, y, por supuesto, desconocemos vastamente su fin. En resumen, la ciencia aún no ha demostrado nada, simplemente se basa en suposiciones, tal como lo hacen las religiones politeístas y monoteístas actuales.
    4. Planteas como una gran incógnita “¿Qué hay fuera de nuestro Universo?” Bien, en este caso te remitiré a la definición de Universo de la R.A.E.: “2. m. mundo (‖ conjunto de todas las cosas creadas)”. De acuerdo a ella, deberías plantearte que si existe algo fuera de Él, sería nada, con lo cual estaríamos planteándonos si puede existir nada, o en términos filosóficos, la existencia del no-ser. Creo que vistos tus extensos conocimientos de la ciencia, mejor no entraremos en el terreno de la filosofía…Otra cosa sería hablar de la existencia ya casi demostrada de Universos paralelos, pero el hablar de algo paralelo no implica suponer que está fuera de.
    5. “Nuestro universo tiene tres dimensiones espaciales y al menos una temporal”. Veo que de nuevo haces gala de unos muy limitados conocimientos acerca de la materia. El universo tiene al menos 7 dimensiones ya demostradas, que, por cierto, no son perceptibles ni al ojo humano (que no así a su conciencia), ni a los aparatos de medición científicos actuales.
    6. “Así pues, el tiempo y el espacio nacieron junto con el Universo”. Ahora te remito a estudios básicos de física cuántica, la cual ha demostrado que hay cosas que pueden viajar más rápido que la velocidad de la luz, que un fotón puede pasar por dos lugares a la vez mientras no sea observado, y que puede atravesar, por ejemplo, una puerta. Creo que deberías leer “Alicia en el País de los Cuantos: Una alegoría de la física cuántica”. Te fascinará.
    7. “La ciencia por fin, después de tantos milenios de existencia humana, ha anulado completamente a la Religión”. Creo que deberías de darte un paseo por un hospital, concretamente por la “sección” de enfermos terminales, y preguntarles qué carajo les importa a ellos la ciencia. O quizá pasear por una selva y sentir en tu interior (con algún sentido que la ciencia niega), como te invade una sensación de inmensidad. Cuando se acerque tu hora podrás comprobarlo.
    8. “Las personas que creen aún en Dios son aquellas que necesitan la seguridad moral que un ser superior proporciona, o aquellas que no poseen los suficientes conocimientos científicos”. Bueno, demostrados mis conocimientos básicos, creo que te has topado con la horma de tu zapato, amigo. Se lo suficiente de ciencia, y no necesito la seguridad moral de un ser superior. Creer en Dios no implica avalar la existencia de un ser, de una entidad superior metafísica. En mi caso, creer en Dios significa creer en la interdependencia de todas las cosas, por ejemplo: si yo hoy matase a toda tu familia, tu sufrirías por mis actos. Eso es interdependencia. No se trata de creer en la existencia de un ser superior fuera de tu cuerpo, sino de reconocer que tú eres una pequeña parte de ese Dios, al igual que tu ordenador, que el césped que pisas, que los insectos que matas.
    9. “Además, la ciencia no nos deja ni siquiera un ápice de incertidumbre en el que refugiarnos. Todo se puede reducir a leyes matemáticas, todo se puede controlar. No hay nada extraño”. De acuerdo, entonces te reto ahora mismo, mi apreciado amigo, a que reúnas un equipo compuesto por los más eminentes matemáticos y físicos, para que observen y teoricen el por qué de los sueños con mi madre, o el por qué soy capaz (sólo a veces), de saber lo que piensa ésta pupila tuya (Elisa) o mucho más fácil, una simple fórmula que pueda definir el cariño que siento por mi gato. El mundo, o mejor dicho, la realidad, o mejor dicho aún, el ser, es una gran incógnita para la ciencia: sus sentimientos, la esperanza, las pasiones, el subconsciente… todo ello son cosas que me cuesta mucho imaginar que la ciencia consiga teorizar y escribir en una simple fórmula.
    10. “Sabemos de dónde venimos, y a dónde vamos” EN SERIO???? DÍMELO!!!
    11. “Conocemos la historia natural de nuestro planeta, y de sus especies (incluida la nuestra)” De nuevo veo que andas algo justo en conocimientos sobre antropología y sobre los eslavones perdidos de nuestra evolución… Como no pretendo ser tu enciclopedia personal, te remito a la lectura de esos libros científicos que tan de tu agrado son para comprobar los misterios que entraña la evolución del mono al hombre consciente de sus propios pensamientos.
    12. “¿Dónde se encuentra, pues, nuestro Dios?”. Hay una película que te recomiendo, “Men in Black”, en ella podrás entender la siguiente frase: Un Universo puede caber en el cascabel del collar de un gato.
    13. Como reflexión personal, debo advertirte que la admisión de los dogmas de la ciencia sin una reflexión previa, solo conduciría a un ser humano frío y lógico, y a una humanidad despiadada. La ciencia, como toda creación del hombre, nunca podrá estar por encima de los sentimientos viscerales que todos tenemos de pequeñez e insignificancia ante un todo (holos) que nos rodea, y, del que por formar parte suya, nos convertimos en Él mismo.
    No busques más ningún falso Dios fuera de ti, ni confundas a la Iglesia y sus sucias cloacas con el verdadero sentimiento de algo llamado “Dios”.
    La cuestión no es si existe un Dios omni- que nos rodea, la cuestión es si tu propia existencia es Dios.
    Y un nuevo apunte: estudia más teología y no confundas todo con eligión, hay algunas que son simples filosofías.

    Responder

    • sallypan
      Nov 16, 2010 @ 16:38:55

      y a donde vamos, a la muerte Alex a la muerte, proque si no crees en la vida despues d ela muerte como yo, tu cuerpo se pudre, tu mente desaparece perdida en la nada, y listo, si no crees en Dios, ni en ninguna religión, ni en ninguna filosofia acerca del tema, si eres puramente cientifico crees que vamos a la muerte, a la nada, a la transformación de la materia de una forma insconciente, ya que tras la muerte no hay nada. Por tanto el qu escribio el artículo, apra el tenia sentido, sabemos donde vamos, porque vamos a al meurte, igual que el lón que muere en la selva, que la hormiga que pisas sin querer, o que el pollo que te estas comiendo.No se proque deberiamos ser nosotros más especiales que ellos.

      Responder

  2. sallypan
    Nov 16, 2010 @ 16:26:29

    Tú te lo has tomado como algo personal verdad?, como te sobras conmigo, sobretodo tu último comentario “Y un nuevo apunte: estudia más teología y no confundas todo con religión, hay algunas que son simples filosofías.” pero acaso no te has dado cuenta como he indicado de que ÉSTO lo he sacado de http://perso.wanadoo.es/estudioateo/etica/cientificamente.htm pork era un artículo k me parecia interesante???? no lo he escrito yo, y estoy abierta a opiniones y polémicas, pero ya que no lo escrito yo, no me metas a mi en el lio como si me opinión fuera esta, totalmente, aunque si tuviera que elegir entre la primera y la tuya me decantaria por al primera claramente, una opinión tan enérgica y defensiva… vale no eres un ser humano frío,lógico y despieado, pero puedes llegar tanto miedo como alguien que defiende sus creencias sobre las de todos los demás, sin importar a quien pisotear, sean religiosas o no.

    Responder

  3. alejandro
    Nov 16, 2010 @ 17:09:19

    Creo que no has entendido que todo esto no te lo he escrito a ti, Elisa, en la primera línea lo dejo claro: “La verdad es que no sabría ni por dónde empezar con este blogger…”.
    Ya se que es un tema muy subjetivo, por eso he tratado de dar respuesta a las afirmaciones que ÉL hace punto por punto, dando un razonamiento lo más objetivo posible acerca del asunto, y aportando nombres y lugares que puedes buscar en Google…
    No trato de imponer ni de atacar, simplemente creo que el que escribió tal cosa no tenía un mínimo de conocimientos necesarios para afirmar que “la ciencia demuestra que Dios ha muerto”.
    Yo no poseo la verdad absoluta, eso está claro, pero doy gracias porque poseo los conocimientos necesarios como para desmontar argumentos sin la suficiente base, como es éste caso.
    No veo por qué te tienes que sentir ofendida por mi comentario, cuando en primer lugar no está dirigido a tí (sólo en una parte digo que ese blogger te ha encandilado como para escribir en este magnífico blog tal cosa), y en segundo lugar sólo he empleado para contestarle cosas básicas de ciencia…
    Creo que una manera más constructiva de responderme sería aportando todos esos conocimientos que seguro que tienes para hacerme ver en qué me estoy equivocando.
    Aún así, si sigue ofendiéndote la anterior respuesta y ésta, lo siento mucho, soy un tanto agresivo en éste tipo de debates…
    Un beso

    Responder

  4. alejandro
    Nov 16, 2010 @ 17:13:06

    Por otro lado, siempre que he visto, veo o vea que alguien habla de un tema con unos conocimientos tan deficientes, ya sea ese blogger, tu o quien sea, siempre le remitiré a estudiar un poco más profundamente la materia.
    Si le obligase a creer en mis palabras, sólo entonces, estaría imponiendo mis ideas de forma despiadada. De ésta forma solo trato de que adquiera más conocimientos por fuentes externas (y probablemente más objetivas) a mi propio pensamiento.

    Responder

  5. alejandro
    Nov 16, 2010 @ 17:26:15

    Y siento tener que seguir insistiendo, pero no puedo entender que alguien con un pensamiento meramente (o puramente) científico hable de hacia dónde vamos, y que use como fin la muerte.
    La ciencia, después de un par de miles de años de existencia, aún sigue sin poder dar una definición precisa acerca de que es la vida, por tanto, menos aún puede dar una definición precisa de lo que es la falta de vida, es decir, la muerte.
    Eso sería como decir: ¡Ei! ¡Oye! ¡Yo se a donde voy! ¡Voy hacia un estado que no se definir científicamente (muerte)! – ¿Qué sentido tendría decir que vas a hacer una comida cuyos ingredientes desconoces? ¿Tiene sentido saber que vas hacia lo desconocido?
    Por otro lado, nadie es más especial que nadie, me explico: si Dios está en todas las cosas, cabe suponer que Dios está en la misma proporción en todas las cosas. Por tanto tu no eres más especial que el león, la hormiga y el pollo. Nunca me he considerado más especial que, no sé, un calcetín. Esa es una lección que deberían aprender muchos cazadores.

    Responder

    • sallypan
      Nov 17, 2010 @ 00:54:29

      Me encanta como te expresas, pero no comparto lo mas mínimo tu opinión. No te estaba diciendo que cientificamente esté demostrado que la muerte es el fin de la existencia, te estaba indicando que para mí, atea, y para los ateos en general, la muerte es el fin de la existencia, igual pero para los católicos el cielo es la continuación de la existencia. Si quieres vuelve a darle la vuelta a mi explicación, y te la volveré a repetir, estoy explicandote otro modo de ver la vida por muchas personas, nada mas, no que el pensamiento puramente científico conduzca a ésto, ya que los científicos dudan de todo hasta ser demostrado, y como la existencia de Dios no esta demostrada, al igual que el cielo, dudan de ella; pero eso no quita que haya científicos que sean ateos y científicos que sean católicos.

      No importa, no volveré ha hablar de religión en mi blog, tu podrías decirme ahora, solo estamos debatiendo, eso es bueno, incluso sano, pero a mi me desquicia; no quiero expresar mas opiniones al respecto, ya que serán muy ofensivas, porque para mi la religión es tan mala como lo peor que se te pueda ocurrir en este momento, no quiero poner nombres a las cosas, y la creencia en la existencia de Dios ha sido y sígue siendo el mayor desencadenante de la religión que existe. No soporto este tema, por lo que no debería haberlo sacado, aunque tampoco pensé que nadie se pusiera a debatirme nada, pensé que simplemente expresarían su opinión a favor o en contra; para bien o para mal, me contestaste, tal vez para bien para ti, que preferiste no acallar tus opiniones, te aseguro que fatal para mi porque este tema me destroza, (empecemos a ser ofensivos, me siento, lo cual no veo como algo bueno y preferiria cambiar, pero me siento como cuando intento enseñar a sumar a un niño, y día tras día tras día nunca llega a entenderme, y piensa que es imposible, que no le sale, y acaba inventandose los resultados… )

      Responder

  6. carlos
    Dic 24, 2016 @ 20:23:16

    estas diciendo que no existe mas el misterio que conocemos todos los secretos de la vida???? creo que estas ciego a tantos fenómenos sin explicación aun y a tantos misterios que hay todavia, algunos tan cotidianos como la vida misma (biologicamente hablando) y otros mas lejanos como que sucede fuera de la galaxia si nadie a estado ahí para observarlo y valorarlo o si nuestros sentidos físicos reciben toda la información o solo una parte hay tantas variables que para que continuar…
    en fin si no hubiera mas misterio como dices entonces cual es el objetivo de la ciencia misma

    Responder

    • sallypan
      Dic 28, 2016 @ 22:35:30

      Madre mía xD Si que ha creado debate la entrada. Hola Carlos, esta publicación la compartí hace mucho. Te animo a comentar en la publicación original para que al blogger le llegue tu opinión. Un saludo 🙂

      Responder

Deja un comentario cronopio amarillo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mafalda:

"¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?

John Lenon:

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes"

Blog Stats

  • 137,234 hits
A %d blogueros les gusta esto: