MALTRATO PSICOLÓGICO

DEFINICIÓN DE MALTRATO PSICOLÓGICO

Los precursores del acoso:

1. Investigar a la víctima.

2. Emplear engaños o trucos para ver a alguien.

3. Hacer una inversión personal importante (en tiempo y esfuerzo) y exagerada.

4. Mostrar urgencia, elaborar planes de forma prematura.

5. No escuchar, no respetar lo que dice la mujer.

6. Gran atención; recordar cualquier cosa que digas, por pequeña que sea.

7. El aviso de tu intuición: te sientes incómoda.

8. Ofrecer ayuda de forma no solicitada; hacer que estés en deuda con él por algo que no pediste.

9. Proyectar en los otros emociones o promesas que la víctima no ha hecho explícitos.

10. Controlar la actividad y movimientos de la mujer.

11. Posesión, celos.

12. Querer aislarte, que pierdas el contacto de familiares y amigos.

13. Presentar antecedentes psiquiátricos.

Cuando acaba de conocer a la mujer:

1. Inicia la relación esmerándose por ser simpático y amable como, por ejemplo, se ofrece a ayudar en cosas que no se le ha pedido o hace regalos fuera de lugar en forma repetitiva. Esto lo hace para captar la atención de la futura víctima y ella muchas veces confunde esta amabilidad exagerada con una educación y generosidad muy grandes: “es un caballero”. El promedio de las personas no necesita hacer esfuerzos para agradar, su conducta es más espontánea y natural.

2. Llama y busca a la mujer con demasiada frecuencia, todos los días o varias veces al día. Ella puede confundir esto con haber inspirado en muy poco tiempo una gran atracción que la hace sentirse halagada, sin darse cuenta que la está acosando, que no respeta sus horas de trabajo, o de sueño, o de cualquier actividad porque “él no puede estar sin ella”. Aquí vemos como él y sus necesidades están primero que las de ella.

3. Se enamora a primera vista y quiere un compromiso lo más pronto posible. Quiere una relación demasiado intensa en muy corto tiempo. Aquí es frecuente confundir una gran atracción con amor. Cuando no se conoce bien a la persona es imposible amarla, sólo hemos visto cuatro cosas que nos gustan y todo lo demás que vemos en ella es producto de nuestra fantasía. Una persona que asegura enamorarse a primera vista no está bien conectada con la realidad. Una persona que, a pesar de sentir una inmensa atracción, se toma su tiempo y sin prisas permite que el amor vaya creciendo está dando pasos firmes y seguros porque va conociendo a la otra persona.

Cuando entabla la relación:

4. Es posesivo, quiere estar con ella a todas horas, le pide que deje otras actividades para estar con él.

5. Se pone celoso de cualquier cosa lo que es a veces malinterpretado como “él está loco por mí”.

6. Critica a las amistades o familiares de ella con la finalidad encubierta de que se aleje de éstos.

7. Critica mucho a otras personas, es poco tolerante con los defectos de los demás, encuentra fallas en los otros donde no las hay.

8. Critica mucho a la mujer escudándose en que lo hace para ayudarla a superarse.

9. Quiere cambiar la forma de ser, vestir, modales, etc. de la mujer, no la acepta tal y como es.

10. Quiere tener siempre la razón en todo.

11. No presta atención a lo que dice la mujer, no se interesa por sus cosas, sólo se interesa por cómo puede afectarle a él, por ejemplo, que ella quiera estudiar algo que la ocupe más tiempo.

12. Interrumpe y no deja hablar y/o contradice con mucha frecuencia, cambia de tema de conversación, etc.

13. Resta importancia a los sentimientos de la mujer, como, por ejemplo, si ella le dice que la hace sentir mal que le alcen la voz, él responde diciendo que es una exagerada.

14. Puede ser inestable y cambiante, como, por ejemplo, después de una relación intensa de un par de meses regresa con la antigua novia y a la semana vuelve pidiendo perdón.

15. Tiene cambios bruscos de estado de ánimo.

16. Pilla una rabieta en forma inesperada y desproporcionada por un motivo sin importancia.

17. Hace bromas ofensivas escondiendo una agresión sutil tras ellas, luego, si la mujer se ofende, le dice que es muy sensible.

18. Resuelve los conflictos con hostilidad e intimidación.

19. Invade el espacio y privacidad de la mujer.

20. Presiona y/o amenaza para conseguir lo que quiere, no entiende explicaciones ni acepta un NO.

21. Acostumbra a culpar a los demás por sus errores, no asume la responsabilidad de sus actos.

22. Culpa a la mujer siempre o casi siempre, él nunca se equivoca.

23. Ha tenido alguna relación violenta con otra novia o pareja.

24. Cuando se enfada deja de hablar por varios días, negando el diálogo.

25. No muestra empatía por los sentimientos o el dolor de otras personas.

26. Tiene doble estándares: él puede hacer cosas que ve mal que la mujer haga.

27. Llama para controlar todo el tiempo, o quiere saber qué hace la mujer a todas horas.

28. Utiliza insultos o adjetivos calificativos como, por ejemplo: eres lenta, estás gorda, eres irascible, impaciente, etc.

TODOS ESTOS PUNTOS NO CONSTITUYEN EL MALTRATO PSICOLÓGICO QUE SE PUEDA DENUNCIAR.

En cambio, habría bastado sustituir todos y cada uno de estos puntos por una simple amenaza de muerte o de daño físico, expresada ante testigos o mediante pruebas escritas o grabadas – eso sí –, para que sí se pueda iniciar una causa por maltrato psicológico.

Esto me lleva a pensar que el contenido de la Ley no es claro, lleva a confusión. Un exaltado en uno o más momentos puntuales de su vida, que pierde los papeles, tiene algunas posibilidades de ser acusado de maltrato psicológico en tanto que un demonio que vive únicamente para someter, humillar, engañar y hundir sistemáticamente durante años a una mujer está a salvo de cualquier acusación.

Convendría que legalmente se hiciese, si no existe y me temo que no, una definición de lo que la Ley entiende por maltrato psicológico, para no llevarnos a engaño ni crear en las mujeres maltratadas falsas expectativas sobre los resultados de una denuncia.

A mi modo de entender, sobre el tema del maltrato psicológico hay una distancia abismal entre la psicología, por una parte, y los poderes legislativo y judicial por la otra. Espero y deseo que, aunque yo no lo vea, algún día los criterios se aúnen.

Entrada extraída de http://mas.lne.es/foros/lofiversion/index.php/t6476.html

Sin embargo:

MALTRATO PSICOLÓGICO CONTRA LA MUJER

(Por Andrés Montero Gómez. Publicado en LA RAZÓN, 7 de marzo de 2002. Andrés Montero es presidente de la Asociación Española de Psicología de la Violencia)

“La renovada legislación penal española de abril de 1.999 reconoce el maltrato psicológico habitual como tipología delictiva en causas de violencia familiar. No obstante, pocas son las ocasiones en que puede demostrarse judicialmente su presencia y grave incidencia en la salud de la mujer maltratada. El maltratador psicológico no usa de la fuerza de sus manos o piernas, no utiliza objetos para golpear, no agrede sexualmente. Su violencia tiene el mismo objetivo que la aplicada por medios físicos, anular y dominar a la víctima, pero sus recursos son distintos. Prevaleciéndose de su acceso al recinto íntimo de seguridad y confianza construido en la pareja, el abusador psicológico pone en práctica un repertorio diverso de tácticas inscritas en una estrategia general de extinción progresiva de la identidad de la víctima. A menudo enmascarado entre conductas seudoafectivas dirigidas a desorientar emocionalmente a la mujer, el abuso psicológico se encarna en desvalorizaciones; amenazas encubiertas; conductas de restricción de la libertad de la mujer; críticas y ridiculización de aspecto, iniciativas y personalidad; culpabilización y, en torno a ello, un paulatino aislamiento que reduce las probabilidades de escape de la víctima y la expone traumáticamente a un entorno deshumanizante. El conjunto tiene un resultado acumulativo que debilita el sentido de la identidad de la víctima, desposeyéndola de referentes y minando subrepticiamente la capacidad de inserción equilibrada en su propio entorno vital. La integridad psicológica de la mujer abusada se fragmenta y ella comienza a sentirse insignificante, pequeña, avergonzada de ser y existir”.

Ahora en España nos encontramos con una nueva ley que dice contemplar este tipo de violencia como un delito penal, pero nuevamente las mujeres nos sentimos engañadas y burladas ya que casi hay la imposibilidad de demostrarlos: son delitos ocultos y amenazas ocultas y ésas… ¿cómo las demuestras…?. Por otro lado, las dos vías – tanto la penal como la civil – los jueces las deslindan una de la otra, cuando en nuestro caso no debiera ser así, amén de que naturalmente tendría que haber expertos (que los hay y cualificados) que los jueces tuvieran en cuenta a la hora de dictar sentencias, al igual hay juzgados especializados, atestados de trabajo y faltos de medios; pero falta la sensibilidad o bien voluntad política para aplicarla y que las mujeres realmente nos sintamos protegidas ante estos malnacidos.

Creo que todo este conjunto de cosas ha sensibilizado a algunas mujeres que nos veíamos casi en la indefensión y ha propiciado esta hermosa iniciativa: el manifiesto, para el cual algunas de nosotras ya están recabando las firmas de apoyo para ver si se consigue que el CGPJ tome cartas en el asunto y se obtengan sentencias favorables con los medios de los que la sociedad ya dispone.

La Ley existe, puede perfeccionarse, lo que falta es que se aplique en la práctica y los juzgadores no se escuden en los vericuetos de la misma para soslayarla; que los legisladores escuchen lo que tienen que decir los estudiosos de la violencia al respecto y que la sociedad en su conjunto se sensibilice ante el problema que significa esta violencia oculta y no gire la cara ante ella con su indiferencia.

Anuncios

11 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. J.B.
    Ene 03, 2012 @ 15:32:00

    Muy buen post.

    Estoy de acuerdo en que un sometimiento de presión sutil pero constante es mucho peor que un estallido de nervios o gritos en un momento puntual. y sin embargo, es mucho más difícil de detectar, denunciar y condenar.

    Feliz año nuevo.

    Responder

  2. Leni
    Ene 04, 2012 @ 16:34:28

    Yo tambien hago mias sus palabras J.B. creo que en este pais la violencia de genero
    para la justicia solo es de verdad quando la mujer ja esta muerta…cosa que me parace una verguenza………………

    Responder

  3. J. Silver
    Ene 08, 2012 @ 13:47:55

    También hay que decir que muchos de esos puntos o casi todos, los he visto en algunas parejas en las que ella es así, y nadie lo llama maltrato. El maltrato del hombre a la mujer tiene mucha publicidad, y lo entiendo, pero el de la mujer al hombre suele ser casi siempre psicológico y no se le da tanta importancia…

    Responder

  4. sallypan
    Ene 08, 2012 @ 14:29:19

    Por supuesto que en una pareja que hay hombres (y mujeres) que quieren tener la razón en todo, o tienen celos, o no escuchan, o cualquiera de los puntos de la entrada. Todos podemos tener uno, dos, o incluso tres de las características sobradamente negativas citadas arriba, pero el problema grave viene cuando tenemos muchas de ellas. Por eso no hay que verlo como, tengo esto y esto, pero no maltrato a mi novia, sino como, si tuviera todo esto, o solo la mitad, ¿de verdad no la estaría maltratando?
    En cuanto al maltrato psicológico del hombre a la mujer y viceversa, no me voy a meter en un debate sobre cuál de los dos géneros maltrata más. En mi vida habré conocido más de 6 mujeres maltratadas psicológicamente (y no precisamente porque me lo hayan contado, sino porque se ve), en cambio aun no he tenido ningún amigo que crea que ha sido o está siendo maltratado psicológicamente, he insisto, estas cosas se notan, no estoy hablando de personas mayores casadas que no salen de casa y “todo se queda en casa”, estoy hablando de gente joven que sale por ahí, es inevitable no verlo.

    Responder

  5. J. Silver
    Ene 10, 2012 @ 03:23:26

    Bueno, creo que los test suelen ser demasiado sui generis, y no sirven de nada sin un estudio real de la situación, pero al margen de eso… Yo he visto maltratos de un lado y de otro, la diferencia, que los maltratadores físicos suelen ser siempre los tíos, pero psicológicos hay de los dos lados a partes iguales. Lo que pasa es que en el otro lado no hablamos de victima, sino de calzonazos, y nos descojonamos… como hace treinta años, que la gente se reía cuando un marido ridiculizaba a su mujer, y hasta hacían sketchs de coña.
    Normalmente los maltratadores, a los que yo prefiero llamar agresores, que es lo que son, no es que la tengan tomada con las mujeres, es que van a por el elemento más débil de sus patéticas vidas… en la mayoría de los casos también maltratan a sus hijos, animales…

    Responder

  6. J. Silver
    Ene 10, 2012 @ 03:44:32

    Creo que hay personas agresivas, o lo que es lo mismo, mucho hijo de puta suelto… y que no solo agreden a sus parejas. La cosa es que en los últimos años, para solventar el problema de la violencia doméstica, se ha creado un perfil, pero la cosa es que pocos encajan en él, ya que engloba a gente agresiva, psicópatas, esquizofrénicos o simplemente algún cabronazo. Incluso el nombre es incorrecto, ya que se copió del inglés “gender violence”, porque en la lengua castellana no se puede decir género para definir a un hombre y una mujer. (Los dos son del género “homo” osease, del latín, “humano”)
    Me parece bien que se castigue duramente al tío que maltrate a su pareja, soy el primero que está en contra, pero hasta la fecha, he visto más propaganda que efectividad.

    Responder

  7. aritnem
    Ene 11, 2012 @ 18:48:01

    Lo malo es que contra el maltrato psicológico se puede hacer muy poco.
    Está socialmente mucho más aceptado. Si conoces a alguien a quién su pareja le pega, se supone que vas a denunciar o luchar porque la persona maltratada denuncie.
    ¿Qué se hace con el maltrato psicológico? Puedes verlo como algo malo, pero normalmente lo que se suele hacer es un “déjalos, ya pararán de discutir”. Nadie del entorno del maltratado tiene por qué darse cuenta, y cuando se dan cuenta, el agredido ha llegado a una situación muy difícil, en la que le queda poca autoestima para creer que tiene derecho a algo mejor. Y no creo que se denuncie si no se da asociado al maltrato físico.
    Una pena.

    Responder

  8. Elisa
    Ene 12, 2012 @ 00:14:58

    Discrepo en cuanto a que el maltrato psicológico se da por igual en ambas partes. Cierto es que no existen estadísticas fiables en las kque poder basarme, por tanto mi único apoyo es mi propia experiencia, y lo pòco que he leido sobre el tema.

    Responder

  9. sofi
    Ene 12, 2016 @ 00:02:48

    Yo lo vivo a diário..al principio parece color de rosas. Me ha amenazado de muerte y yo de tonta no copie nada. Tampoco lo iba a poder imprimir. Ni guardarlo en el mail…ya que tengo hackeado. Yo seria muy buena y boluda de acompañarlo a terapia con un psiquiatra. Pero los rusos no cambian, son muy cerrados.

    Responder

    • sallypan
      Ene 12, 2016 @ 13:01:00

      Hola Sofi. Espero que consiguieras dejarlo 🙂 y hayas comenzado a vivir por fin libremente después de la tortura que supone lo que te has animado a contarnos.

      Responder

Deja un comentario cronopio amarillo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mafalda:

"¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?

John Lenon:

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes"

Blog Stats

  • 137,846 hits
A %d blogueros les gusta esto: