Miércoles 9 de abril de 2014

El orgullo me puede. Admitido.
Pero a veces necesitamos un poco de orgullo para no dejar pasar al resto por encima. Unas disculpas, unas palabras amables, aprender a no pedir opiniones que no queremos oír, aprender, sin más, aprender a aprender.

Las gotas que colman el vaso son siempre las más ácidas y complicadas de explicar. El grito más alto por ser el primero no hace más daño que el quinto.

Los orgullos pueden con las personas, porque suelen situarse indistintamente en ambos bandos. Dos enemigos metidos en dos tanques.

Dejaría atrás mi orgullo, pero la siguiente gota colmaría algo más importante que un vaso.

<Sally Pan>

Anuncios

Deja un comentario cronopio amarillo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mafalda:

"¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?

John Lenon:

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes"

Blog Stats

  • 137,494 hits
A %d blogueros les gusta esto: