… perfect …

 

… sometimes,  just sometimes, life seems easy…

MY NEW CAT “PEPÍN”

Ya no me importa…

… que alguien me rompa o pierda o ensucie algo (dentro de un límite)

creo que he digievolucionado xD

…no tan diferentes…

Ahora quiero…

… salir, y bailar, y que diablos, tomarme un chupito de tequila… por qué hay que salir a bailar siempre los sábados,  es domingo y quiero bailar! bailar! bailar!!!

Recapacitando…

Sé que a veces puedo parecer muy altiva, muy creída, muy “listilla” (arrogante, altanera, encastillada, orgullosa, soberbia, almidonada, pedante…) o como queráis llamarlo, no sé muy bien como definirlo, y quizás a veces verdaderamente lo sea.

Las veces que he podido analizar mi comportamiento percatándome de las reacciones que este provocaba en los demás, y analizar como los demás se han llevado una impresión errónea de cómo soy, valorándome como lo anteriormente citado, como una creída, una “listilla”… me han hecho recapacitar y llegar a las siguientes conclusiones.

Es solo, simplemente, que me conozco tanto a mi misma, tengo tan pocos o ningún complejo… lo cual hace que tenga la autoestima por las nubes, que me sienta tan bien conmigo misma, respetándome más de lo que jamás me llegará a respetar nadie… que me comporto de acuerdo a estos sentimientos, y por ellos parezco “listilla”, cuando simplemente, a mi entender, “sé lo que valgo” y no me menosprecio en absolutamente ningún sentido. No es que crea que siempre tengo la razón, ni mucho menos, pero cuando digo algo, confío plenamente en mí, y eso me conduce a una seguridad inusual que provoca en los demás esa impresión de pretensión que yo no busco.

Compartir mis triunfos siempre, es una forma de compartir con el mundo mi felicidad, y no de intentar sobresalir; al igual que no comentar mis fracasos a tanta gente o de forma tan abierta, no es una forma de  indicar que estos no existen, o de esconderlos, sino mi método personal de restarles importancia, ya que, sinceramente, todo lo malo tiene la importancia que nosotros le otorgamos.

Futuro

Tal vez el futuro sea en mi vida algo borroso, parece que nunca llego a verlo. Quiero ser profesora! asi de claro, asi de sencillo, así de fácil…. ¿fácil? ¿ Quién dijo fácil? no no señores,  que llegar a ser funcionario no es nada fácil, que hay pruebas, que hay conocimientos que se deben saber, que hay palabras que se debe memorizar… como debe ser, los profesores siempre deben tener no una sino todas las respuestas posibles, sino ¿Qué clase de profesores serían?

En el plano familiar, me gustaría tener de dos a tres hijos, ni más ni menos, uno se sentiría muy solo, y más de tres… bueno, es planteable… de todos modos, lo ideal sería adoptarlos, eso de tener tener, no es algo que defienda. Me gustaría “tener” al menos una hija, prefiero tener tres hijas a tres hijos pero claro, en realidad quiero hijos e hijas.  Quiero que mi hija sea piscis,  aunque sea una tonteria. Yo soy atea por tanto no los bautizaría (aunque mi familia religiosa me acuse de condenarlos al infierno), prefiero que con el tiempo ellos decidan su camino ideológico en la vida, que no esten influenciados  externamente.

Cuando viva sola, me gustaría no tener televisión, pero una pared de el salón tenerla en blanco para colocar un proyector, que una puede renunciar a la basura que dan en televisión, pero no al buen cine. Además, para compensar ese espacio de tiempo que deja el no tener una caja tonta que encender al llegar a casa, simbolo indiscutible de nuestra sociedad actual, y aprovechando los 1000 euros que me ahorraré al no comprar una pantalla extragrande de plasma, tendré una gran biblioteca con los libros más diversos de psicología, novelas, y otros muchos temas…

En cuanto al amor, no sabría que contestar,  ni por un instante me visualizo en una situción diferente a la actual, tal vez con el tiempo, cambie me manera de ver o de pensar…

Solo me queda decir, que deseo viajar, casi tanto como deseo escribir, y cuando […]

Presente

En estos momentos solo pienso en estudiar, en aprender, y divertirme todo lo que pueda,  dadas mis circunstancias;n y buscar la felicidad, que ¿algún día me tiene que tocar a mi no? “La felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace”, y eso intento, no pensar tanto en lo que quiero y espero de la vida,  sino cada día, cada palabra, cada situación con la que esta me sorprende, intentar quererla y amarla como si desde siempre la hubiera deseado…

Pasado

El pasado, ese eterno rival que nos acompaña en la memoria…”Sabemos del pasado con toda seguridad que es tan irrecuperable como incorregible” ¿Quién no ha soñado alguna vez con regresar atrás? Todos, y yo más que nadie… volver a vivir la infancia, la adolescencia, volver a dar el primer beso, escuchar las melodias infantiles, y los cuentos para dormir de nuevo. Recordar el olor de las casas, lugares y telas que sin darnos cuenta disfrutabamos de niños, volver a aprender a hablar, a leer, a contar…

Pero yo más que nadie, no hablo del pasado, no tiene sentido, cometer errores no equivale a fracasar, sino a aprender. Hoy haré una escepción.

Buscando en mis recuerdos, me llegan sin quererlo, como a todo ser humano, los mejores y los peores, no puedo recordar lo que era en mi infancia un “día normal” parece que eso nunca existió; así mejor. De pequeña quería ser profesora, todas las niñas quieren ser profesoras, eso, o princesas, la diferencia es que yo sigo queriendo serlo. Ya de adolescente queria ser escritora, y como podeis daros cuenta, no tengo vocación suficiente para serlo. Leer siempre a sido en mi vida una pasión demasiado dificil de enlazar con mi vida dinámica, el primer libro que lei, del cual ni recuerdo el titulo, era sobre un niño llamado Nadie. Posteriormente me enganche a Flannagan, mi gran detective; luego llegó Harry Potter y toda una serie de libros de fantasia que me ensimismaban hasta la perdición. Yo soy la clase de persona, que en el momento en que lee, la situación leida afecta directamente a como le ira el día, cuando  Kirtash besó a Victoria en “memorias de Idhun” cuentan que se me vio flotar de alegría a mi paso por las calles, en cambio, a cada final, sea  feliz o trágico, de un libro, una parte de mi se desprende de su sitio, y me siento “morir” por unos días… tal cual lo cuento. Seguro que no soy la única persona a la que le pasa, pero nadie me lo ha confesado nunca.

Tal vez el pasado siempre deba dejar sabor agridulce, para poder ser recordado.

Mafalda:

"¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?

John Lenon:

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes"

Blog Stats

  • 137,241 hits
A %d blogueros les gusta esto: